El Dorado World Tour fue la gira más importante para la vida de la artista, como lo dijo cuando se presentó en el Parque Simón Bolívar de Bogotá. Su etapa latinoamericana empezó en Ciudad de México con dos conciertos sold out en el imponente Estadio Azteca. Durante esas dos noches, Shakira demostró que es la única cantante femenina en América Latina en lograr vender tantas entradas para sus conciertos. En ese recinto del fútbol solo se han agotado shows de artistas de la talla de Michael Jackson, Rolling Stones, U2, Paul McCartney y Vicente Fernández. Y es que esta gira lo tiene todo: un repertorio que incluye canciones de sus inicios como Estoy aquí, Dónde estás corazón, Si te vas e Inevitable, así como hits más recientes como La bicicleta, Chantaje, Loca y Rabiosa.

Se podría decir también que esta fue la gira más exigente de Shakira,porque se movió en el escenario de un lado a otro durante casi dos horas y se conectó de una forma muy personal con los fanáticos al cantar sus temas más sentimentales. Por ejemplo, Antología en vivo es casi una experiencia religiosa en la que miles de almas se conectan para cantar casi a una sola voz ese clásico lanzado en 1995 en el álbum Pies descalzos.

Esta gira también fue especial para la colombiana porque es la primera vez que ofrece conciertos siendo mamá de dos pequeños niños: Milán y Sasha, que se han dado cuenta de que su mamá puede llenar grandes estadios, al igual que lo hace su papá Gerard Piqué cuando juega con el equipo de fútbol Barcelona FC o con la selección de España, con la que ganó en 2010 la Copa Mundial de la FIFA.

Nacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *